Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Los códices que nunca viste

Siempre es un buen momento para visitar el Real Alcázar de Sevilla, pero actualmente hay un motivo adicional. Y es que la Sala Cantarera, que siempre había estado cerrada al público porque hacía las veces de almacén, ha sido habilitada por primera vez como espacio expositivo. Hablamos de un recinto que fue construido por Alfonso X en el siglo XIII y redecorado por Felipe II tres centurias más tarde, cuando pasó a formar parte del Palacio Gótico. Su gran atractivo reside en su vistosa azulejería, que fue encargada a Cristóbal de Augusta, el mejor ceramista de la época, en el año 1577. Fueron las primeras baldosas planas policromadas que llegaron a la capital hispalense.

Desde el pasado 7 de mayo y hasta el próximo 14 de junio, la Sala Cantarera acoge la exposición Tesoros ocultos: los Manuscritos iluminados más valiosos de Europa. Como bien sugiere su nombre, esta muestra reúne 21 copias exactas de los códices más relevantes que se han escrito en el Viejo Continente, cuyos originales se encuentran custodiados en diferentes bibliotecas repartidas por toda la geografía internacional. Entre los facsímiles que ha traído la Editorial Moleiro a Sevilla, figuran tres atlas de gran valor histórico. Uno de ellos, el Atlas Miller, fue un regalo envenenado del rey portugués Manuel I a su cuñado Carlos V. Decimos envenenado porque el monarca luso ordenó a sus cartógrafos que dibujasen un gran mar rodeado de tierra por todas partes para que su homólogo español dejara de apoyar los viajes de Magallanes, pero éste no cayó en la trampa.

Otra obra que podrá contemplarse es el famoso ‘Libro de la Felicidad’, en el que se desgranan concordancias fisionómicas y astronómicas para tener éxito en la vida. Por poner un ejemplo curioso, indica cuál debe ser el color de ojos o el tamaño de las orejas de nuestra pareja ideal, qué día es el más propicio para casarnos, cómo interpretar los sueños o predecir el futuro, etcétera. En su día fue un regalo del sultán otomano Murad III a su segunda hija y está considerado como uno de los libros más importantes de la cultura musulmana.

Esta exposición puede visitarse con la entrada general al Real Alcázar, que cuesta 9,50 euros.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto