Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
La cuarta Noche en Blanco

La cuarta edición de la ‘Noche en blanco’, celebrada el pasado viernes 2 de octubre, cosechó un éxito rotundo. El centro de Sevilla presentó un aspecto similar al de un día festivo en Navidad, con riadas humanas y los comercios echando humo. No era para menos, pues la iniciativa de la asociación cívica ‘Sevilla se mueve’ había conseguido que los principales monumentos de la ciudad abrieran sus puertas de par en par durante seis horas, concretamente, las comprendidas entre las ocho de la tarde y las dos de la madrugada. La Catedral y la Giralda, que se habían sumado por primera vez a este evento, fueron los principales atractivos y provocaron colas interminables.  

Pero hubo más, mucho más. Los amantes de la historia pudieron visitar el Archivo de Indias, el Antiquarium, el Castillo de San Jorge, el Museo Mudéjar y el Pabellón de la Navegación, entre otros, así como seguir alguna de las tres rutas planteadas: la Sevilla Templaria, la Sevilla Canalla y la Sevilla de los Conquistadores. La oferta musical también fue variada, desde el rock del grupo Ungravity en el Palacio de los Marqueses de La Algaba, pasando por la mezcla de estilos de Airyn en el Teatro de la Maestranza hasta el recital flamenco de Montse Estepa, sin olvidar el concierto de Manolo Tena y las sesiones de swing, bachata y salsa en otros puntos de la ciudad.  

Por otro lado, los sevillanos también disfrutaron de la jornada de puertas abiertas en la Casa de la Ciencia y de las entradas a mitad de precio en el Acuario. Asimismo, diferentes instituciones como el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo o la Fundación Madariaga pusieron a disposición del público sus exposiciones de arte. Pese al horario nocturno de la mayoría de las actividades, también se pensó en los niños. De hecho, en la Fnac se presentaron cuentos, en el Corral del Pelícano se dio a conocer una muestra de inventos, en la Fundación Cajasol se expuso una charla sobre prevención de drogas… Podríamos seguir hablando del desfile de coches antiguos, de las catas de libros, de las degustaciones gastronómicas y de otras muchas actividades que se llevaron a cabo, pero lo mejor es que, si no acudieron a esta edición, acudan sin falta a la que se celebrará el año que viene.   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto