Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
La Giralda americana y el Indio sevillano

Mucha gente piensa que los europeos bailamos al son que marcan los norteamericanos, y en parte no les falta razón. Pero no es menos cierto que a los estadounidenses también les gusta copiar e imitar lo nuestro. Valga como ejemplo la réplica de la Giralda que se encuentra en Kansas City, cuyas dimensiones son sensiblemente menores (tiene 42 metros de altura, 61 menos que la original). Forma parte de un enorme centro comercial (Country Club Plaza) en el que también está representada la fuente de la plaza Virgen de los Reyes, lo que deja a las claras la admiración que sienten allí por nuestra arquitectura. Es más, en su día también hubo una Plaza de España, aunque fue demolida para construir en su lugar salas de cine.

Fue J.C. Nichols, promotor del centro comercial, quien tuvo la idea de exportar los monumentos sevillanos tras haberse quedado prendado de ellos en un viaje a la capital hispalense. Y Sevilla recogió el guante titulando una de sus principales avenidas con el nombre de ‘Kansas City’ y adoptando una réplica del Cherokee que se halla en el Country Club Plaza. La estatua fue bautizada con el nombre de ‘El Explorador’, aunque se la conoce popularmente como ‘El Indio’. Antes, el 25 de marzo de 1969, Sevilla y Kansas City ya se habían hermanado formalmente.

El ‘Indio’, que está montado sobre un caballo y se protege de los rayos de sol con la mano para poder mirar al horizonte, fue mostrado en el pabellón de Estados Unidos durante la exposición universal y goza de una gran aceptación en la ciudad. De hecho, los más bromistas aseguran que su mirada apunta a la (antigua) fábrica de Cruzcampo con la esperanza de hacerse con una cerveza bien fresca. 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto