Curiosidades y anécdotas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

calle barrabas En pleno Barrio de Santa Cruz, existió en otros tiempos la Calle de Barrabás, hasta el año 1840 en el que adquirió su nombre actual, Lope de Rueda.

Existen dos leyendas sobre el antiguo nombre de esta calle. La primera cuenta  que un misterioso morisco que vivía en esta calle en el siglo XV  fue encarcelado por robar colmenas de abejas , pero esto nunca pudo ser probado,  pues al parecer este morisco tenía el poder  poder de atraerlas hasta su casa. Fue liberado un Viernes Santo y no se sabe nada más puesto que no existen más datos.

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

convento sta isabelTomasín era un chico de corta edad, huérfano de madre. Su padre trabajaba en una fábrica de ferrocarriles en el barrio de San Jerónimo y dado que la jornada laboral de este hombre era de casi todo el día, no tenía tiempo para cuidar de su hijo adecuadamente, por eso decidió que Tomasín fuese cuidado por las monjas del convento de Santa Isabel. La ilusión de Tomasín era la de salir de nazareno en la cofradía de Los Gitanos, para ello las monjitas le confeccionaron la túnica, para que su padre lo metiera en las filas de nazarenos el Viernes Santo por la mañana. Tomasín contaba los días para vestirse de nazareno, pero tuvo la mala fortuna de caer enfermo meses antes de Semana Santa.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

susonaLa leyenda de la Susona transcurre en uno de los barrios más bonitos de Sevilla, calles, callejones muy estrechos, hechos antiguamente para protegerse del riguroso verano sevillano y muchas terminaban en plazuelas para que pudiera entrar el aire por ellas. Este barrio está situado a los pies de la Giralda y está rodeado por las murallas del Alcázar.Cerca del patio de Banderas y desembocando en la Plaza de Dª Elvira se encontraba la antigua calle de la Muerte.Antiguamente, como en gran parte de España  ocurría en esta ciudad, convivían las tres gandes religiones, la cristiana, la hebrea y la musulmana. En Sevilla había una importante colonia judia, especialmente, cuando destruído el califato, muchas familias de Córdoba la eligieron como nuevo refugio al principio del siglo XI.

Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

virgen de valmeTras la conquista de la ciudad y, cumpliendo su promesa, en la cumbre del Cerro de Cuarto, también llamado "Buenavista", hizo construir una capilla, de estilo mudéjar, en la que colocó la imagen de la Virgen y a sus pies colocó el pendón del rey moro de Sevilla, que actualmente se conserva en la Parroquia de Santa María Magdalena.Según la leyenda, estando las tropas apostadas sitiando Sevilla, la escasez de agua potable hizo al Rey implorar a la Virgen y al grito de " " Valedme Señora, que si te dignas hacerlo, en este lugar te labraré una capilla, en la que a tus pies depositaré como ofrenda el pendón que a los enemigos de Castilla y a nuestra santa Fe conquiste". Clavó su espada en el suelo, manando agua al instante. De ahí el nombre Valme.La realidad es que en la zona, (Fuente Rey, barrio de Dos Hermanas) existe un manantial que forma una laguna. El juramento del rey santo puso nombre a la devoción de la imagen gótica que allí se entronizó. El pendón prometido pasó a ser el exvoto más valioso de la pequeña ermita erigida en Cuartos. 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

venta los gatosDesde la Puerta de la Macarena  hasta el Monasterio de San Jerónimo, hoy llamada Avenida Sánchez Pizjuán, existió desde el siglo XVIII una famosa venta llamada "Venta de los Gatos", próxima a la orilla del río Guadalquivir. Era un lugar frecuentado por la vecindad sevillana en las tardes de los días de fiesta para merendar y para que los mocitos jugaran por aquella pradera, o se cantaba y se bailaba. Gustavo Adolfo Béquer, célebre poeta del Romanticismo, estuvo en esa venta por el año 1854, y cuenta que admirado por la belleza de una joven que estaba cantando en un animado grupo, sacó su block y su lápiz e hizo un pequeño retrato del rostro de aquella moza, regalándoselo después al novio de ésta.  Supo que la muchacha se llamaba Amparo y que habiendo sido abandonada cuando era un bebé, fue recogida por el dueño de la Venta, padre del muchacho, y que al hacerse mayores se enamoraron y pensaban casarse próximamente.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

calle sierpesA finales del siglo XV, cuando aún no había terminado la Reconquista, Sevilla era el lugar de paso para las tropas que se dirigían al reino de  Granada. Se trataba de una frontera insegura, la cuál permitía infiltrarse fácilmente a individuos armados y merodeadores. En muchas ciudades, y por supuesto en Sevilla, había barrios de personas descontentas que siempre estaban dispuestos a fomentar la revuelta. Para agravar más la situación, los nobles españoles estaban divididos en bandos, todos hostiles al poder real que intentaba disminuir sus privilegios para fortalecer la autoridad de la Corona.

Por aquel entonces comenzaron a ocurrir en Sevilla siniestros sucesos... Con frecuencia faltaban niños. Unas veces desaparecían en la noche de sus casas, robados de sus propias cunas; otras veces desaparecían al atardecer, sin regresar de sus juegos a sus casas, sin que jamás se volviera a saber de ellos.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

carmenUna de las óperas más conocidas, alguno de cuyos números, como la Marcha del Toreador, a servido para simbolizar a España en el extranjero. Carmen era una muchacha que vivía por la calle Betis y que trabajaba como cigarrera en la Fábrica de Tabacos. Carmen estaba enamorada de un sargento llamado José. Con ocasión de una riña de vecindad, el sargento José es encargado de conducir a las personas detenidas en aquel tumulto, entre estas se encontraba Carmen. Pero gracias a sus juegos de coquetería femenina, Carmen consigue que el sargento la deje escapar por lo que éste es castigado a la degradación.Carmen, al ver que por su culpa el sargento había perdido los galones, lo consuela entregándole su amor y le incita a que se rebele. La casualidad hace que un teniente piropee a Carmen, ante esta situación José se interpone sacando una espada contra su superior. Para evitar la prisión José tiene que huir al monte uniéndose a una partida de contrabandistas. Carmen, que había abandonado su trabajo como cigarrera, se marcha junto con José a la sierra.Pero José fue suplantado por un torero en el corazón de la sevillana. A los pocos días, Carmen es llamada a Sevilla dónde su madre estaba agonizando.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

virgen macarenaUno de los temas de investigación histórico-artístico más sugestivos es la autoría de la imagen de María Santísima de la Esperanza Macarena, sobre la que poco o casi nada hasta ahora hay en claro.

Muchas teorías se han realizado sobre la autoría de la imagen. La ausencia de documentación en la Hermandad dificulta el conocimiento del origen de la imagen. Hasta ahora sólo se han tenido en cuenta dos posibilidades: que la Hermandad encargara la imagen o que se crease con posterioridad a su existencia, cuando la Orden Basilia ya se había establecido en la actual calle Relator trayendo consigo la efigie.

Hay que considerar la posibilidad no tenida en cuenta hasta ahora: la imagen de la Virgen de la

Esperanza, aún pudiendo ser una talla del siglo XVII fue adquirida por la Hermandad con posterioridad.

Para conocer la procedencia de la efigie hay una hipótesis que no ha sido tenida en cuenta, hasta ahora, por nadie: la del trueque por un reloj con el Hospital de las Cinco Llagas. Esta historia, aunque conocida por tradición oral, ha sido ignorada hasta ahora por cuantos han investigado la cuestión. Desde Bermejo, el primero en referirla, no se ha considerado como factible. El admirado investigador decimonónico, que en la faceta histórica aportó una información fehaciente y documentada, pero que en la artística se dejó llevar por atribuciones y no proporcionó muchos datos contrastados, rechazó la hipótesis del trueque por no hallar el documento en que constase. Esto es lo que en 1882 escribía al respecto:

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

cristo cachorroVivió en Triana un gitano, de los llamados castellanos nuevos, apodado "Cachorro", quien atravesando cada día el puente de barcas, junto al castillo de San Jorge, llegaba a Sevilla. Un payo residente en la ciudad vino a sospechar de este hombre, pensando que su visita no era por otro motivo que el de cometer adulterio con su propia esposa. Los celos llegaron a tales extremos que, cierto día, sabedor de la visita cierta del gitano a la venta Vela, lo esperó oculto. No hizo mas que llegar, ajeno a la suerte que iba a correr, mientras sacaba agua del pozo que junto a la referida venta existía, le fueron asestadas siete puñaladas que le ocasionaron la muerte.Se asegura que el escultor de la imagen del Cristo de la Expiración estuvo presente en el suceso y que tuvo oportunidad de presenciar la agonía del gitano Cachorro. Captó con la mirada el rostro de aquel moribundo en el instante de su muerte e hizo suya la expresión terrible que plasmó con toda naturalidad en la obra que en esos días estaba realizando.La leyenda vino a completarse con la investigación llevada a cabo por la justicia en la que al fin se conoció la verdad.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Gran PoderCuenta la historia, que Don Juan Araujo, todo un mito en la historia del Sevilla FC. y más conocido como el "el pato", tenía una vida próspera y feliz. Pero tuvo que colgar sus botas al un inesperado percance que cambiaría su vida. Y esque la vida de Juan Araujo cambió radicalmente al enfermar su hijo de una grave enfermedad que hacía dificil encontrar un remedio por parte de los mejores médicos. Con un hilo de esperanza dentro de su desesperación, acudía muchas tardes a San Lorenzo para pedirle al Señor del Gran Poder por la mejoría de su hijo. Pero la vida le golpeó mucho más fuerte de lo que él golpeó al balón en sus tiempos de jugador ya que su hijo no superó la enfermedad y el pobre muchacho murió. En un ataque de rabia se dirigió, de luto, a San Lorenzo y se encaró con el Señor del Gran Poder, diciéndole: "que sepas que no vendré  más a verte porque no has querido salvar a mi hijo. Así que si quieres verme, vas a tener que ir tú a mi casa. "   Pasaron los años y se celebró en Sevilla una Santa Misión (en el año 1965) en la que las imágenes de Semana Santa fueron llevadas a los barrios para  promover la devoción.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto