hotel alfonso XIIILa dirección del hotel Alfonso XIII está estudiando cerrar sus puertas mientras acomete las obras de reforma. Aunque en un principio se apostó por realizar los trabajos cerrando sólo parte de las instalaciones, el Ayuntamiento ve ahora con buenos ojos la posibilidad de que el hotel más lujoso de Sevilla cierre durante las obras, fundamentalmente por dos razones: así se podrían acortar los plazos de esta reforma y se evitarían las molestias a una clientela de alto nivel que paga por el mejor servicio y, por tanto, exige total comodidad.La delegada de Fiestas Mayores y Turismo, Rosamar Prieto Castro, aseguró a este periódico que la dirección del hotel está estudiando la posibilidad de cerrar el establecimiento mientras se ejecutan los trabajos en estrecha colaboración con el comité de empresa y el Ayuntamiento.A su juicio, el cierre se produciría después de la Feria de 2011 y la reapertura sería antes de la Semana Santa de 2012, cuando estaba prevista la finalización de la reforma del hotel.Según la delegada, si cierra, los trabajos se podrían agilizar y los clientes no sufrirían los inconvenientes de las obras. No obstante, para que el hotel no abra sus puertas, la dirección tendría que llegar a un acuerdo con los trabajadores."Para ellos hasta es mejor que cierre para que se reabra antes y todo esté en perfecto estado para ofrecer el mejor servicio posible", indicó Prieto Castro.

 

Eso sí, el Ayuntamiento no tiene fondos para asumir ni siquiera una parte de las nóminas de estos trabajadores.Haciendo números. En el caso de que el hotel decida compatibilizar las obras con su actividad diaria, se tendrían que tomar "medias excepcionales" para que el cierre de ciertas plantas o de parte de las instalaciones no afecte a los usuarios. "Siempre hay molestias y a lo mejor es más recomendable el cierre", apostilló la delegada, quien reconoció que, al principio, las partes consideraron que lo más adecuado era no suspender el servicio.Evidentemente, Starwood Hotels & Resorts Worldwide está haciendo cuentas y analizando el plan de obra para decidir cómo ejecutará las reformas de gran calado, puesto que ya se han realizado algunos cambios.El director del hotel, Carlo Suffredini, confirmó que los trabajos ya empezaron y sostuvo que hasta otoño no se conocerán las conclusiones del estudio que la empresa ha encargado, puesto que hay muchos factores a tener en cuenta.Incluso apuntó que uno de los puntos del pliego de condiciones del contrato de arrendamiento al Ayuntamiento establece que el hotel no puede cerrar. Sin embargo, la delegada de Fiestas Mayores y Turismo indicó que si hay un acuerdo entre los trabajadores, la dirección del hotel y el Consistorio, se podría cerrar para agilizar las obras. "No habría problemas", sentenció.Suffredini también mantuvo que en el caso de que la actividad no cese, las obras se realizarían por zonas para afectar lo menos posible a los clientes. "Estamos evaluando, pero nuestro interés es hacer lo mejor para que nuestros clientes estén a gusto", dijo el director del establecimiento.Como antecedente en Sevilla, el céntrico hotel Colón volvió a abrir sus puertas con la categoría de gran lujo en febrero de 2009, año y medio después de cerrar. Ese fue el tiempo que tardaron las obras de reforma que la cadena hotelera Sol Meliá hizo para transformar este establecimiento en Gran Meliá Colón.Lo que no está tan claro es si la reforma del hotel Alfonso XIII se vestirá de tanta modernidad como el Colón o si optará por una línea más clásica. Está en debate. Los diseñadores estudian cómo mantener a la vez la historia del edificio, pero dándole un toque de modernidad", según dijo el presidente de la cadena, Roeland Vos, en febrero del pasado año en una visita a Sevilla tras la firma de la renovación del alquiler del establecimiento.La reforma del hotel pasa por la ampliación del número de habitaciones, alcanzando las 151 (ahora tiene 147), la construcción de un spa de 500 metros cuadrados y la recuperación del bar americano que poseía, según explicaron sus responsables.Según los pliegos de condiciones del concurso de arrendamiento, los trabajos debieron comenzar en otoño de hace ya dos años y tendrían una duración de 36 meses, durante los cuales el hotel no debía cerrar. No obstante, las obras en las habitaciones parece que son importantes, por lo que se podrían cambiar estos planes.

 

Fuente: http://www.elcorreoweb.es/sevilla/social/103895/hotel/alfonso/xiii/baraja/cerrar/casi/ano/obras

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto