estadio betisJaime Rodríguez-Sacristán releva a León en la presidencia.El día 1 de enero del año 2000 el estadio Benito Villamarín, llamado así desde su construcción en 1929, pasaba a denominarse Manuel Ruiz de Lopera en honor a su presidente por aquel entonces. Casi once años después, el templo de los béticos conocerá, en fecha aún indeterminada, su tercer nombre. El club verdiblanco lo anunció ayer a través de una nota en su página web: se había decidido, en una votación por mayoría, cambiar el nombre del estadio. "Se asumirá el que decidan los socios por mayoría en votación pública, que se celebrará coincidiendo con la celebración de un próximo partido oficial a celebrar en casa", apuntaba la nota.     Además, apenas unas horas en Sevilla le han bastado a Luis Oliver para seguir moldeando el consejo de administración a su medida. El navarro nunca había querido a José León como presidente e incluso ya se intentó un cambio durante uno de los consejos celebrados en el verano, pero hasta ayer no logró el apoyo del resto del consejo -Manuel Castaño y Francisco Nuchera se ausentaron de dicha reunión-.

 

Tras una votación, en la que la mayor parte se abstuvo, el consejo decidió nombrar a Jaime Rodríguez-Sacristán Cascajo, Jimmy, hasta ahora secretario del consejo y abogado de Manuel Ruiz de Lopera, como nuevo presidente. A León se le ofreció la posibilidad de seguir como consejero, lo que rechazó de inmediato.Las consecuencias de dicho nombramiento no parecen claras. De hecho, este consejo está llamado a desaparecer en cuestión de días, o algo más de un mes como máximo, cuando los administradores judiciales puedan hacer uso del paquete mayoritario de acciones en la próxima Junta General Extraordinaria de accionistas que se convocará por vía judicial, con casi total seguridad, la próxima semana."Una medida demagógica más. Al señor Rodríguez Sacristán, desearle suerte, pero es irrelevante. Es el Real Betis como un juguetito y ellos se ponen y se quitan. Parece que el señor León era el único que estorbaba algo a los designios de Oliver y el resto de consejeros han caído en sus brazos de manera incondicional. Tres meses después tenemos como presidente no al señor Lopera, aunque fuera con León, sino al abogado del señor Lopera. Los béticos podrán comprender que la decisión carece de importancia. Da pena en las manos que ha caído nuestro querido club. El mismo pim pam pum con el pobre Betis de un lado a otro", apuntó Miguel Cuéllar nada más conocer la noticia. José Antonio Tirado, presidente de Por Nuestro Betis (PNB), añadía un matiz más: "Quizás tiene algo que ver con la próxima imputación del señor León. Él firmaba los documentos y es responsable, aunque declarase que no tomaba decisiones".

 

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/realbetis/801772/estadio/dejara/ser/manuel/ruiz/lopera.html

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto