hermandad del silencioLa Archicofradía de la calle Alfonso XII estrenó ayer la película dedicada a su historia y sus cultos

La Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla ya puede presumir de patrimonio filmográfico. Gloria Nazarenorum es el título de la primera obra audiovisual dedicada ex profeso a la hermandad del Silencio, una película producida por la Fundación Mater Inmaculatta cuyo estreno tuvo lugar anoche en el Salón del Pretorio de la Casa de Pilatos ante un escogido auditorio de más de 260 personas. Casi 110 minutos de montaje audiovisual, con la dirección de Carlos Colón y la realización de Carlos Varela, en el que se recogen pasajes de sus más de 600 años de historia, sus actos de culto, así como la estación de penitencia en la Madrugada del Viernes Santo.La película, destaca el director, contiene imágenes y escenas "inéditas" de la corporación de la calle Alfonso XII, caso del "estudio visual" pormenorizado de la talla del Dulcísimo Nazareno, "seis o siete minutos de película grabados con el Nazareno en el suelo en los que la cámara gira en torno a la imagen y la capta desde todos los ángulos posibles".

 

 

Otro de los planos que más agradan al director es el captado desde una cámara situada en la Puerta de San Miguel de la Catedral y que, forzando al máximo el zoom, recoge en primer plano la aparición de la Santa Cruz en el Banco de España y su entrada en la Avenida de la Constitución. "Da la impresión de que la cofradía crece, pero no avanza".Los cultos de reglas que cada año celebra la Archicofradía van marcando el guión de la película, desde el Triunfo de la Cruz, a fines de septiembre, hasta la solemne Misa de Azahar ante el palio de María Santísima de la Concepción. "Son las convocatorias de cultos pegadas en las paredes las que van marcando el paso del tiempo", explica Colón.Los cultos a la Inmaculada en el mes de diciembre (triduo, función y besamanos), el quinario a Nuestro Padre Jesús Nazareno y la llegada de la Cuaresma a Sevilla -escenficada en parte con elementos de la ciudad- se narran también en esta obra audiovisual, bien de un modo directo o a través de recreaciones."La llegada de la Semana Santa a la ciudad se plasma de una manera muy sencilla, con el Gran Poder en besamanos". Antes, la película se detiene en el complicado montaje del palio de la Concepción, "con dos grandes andamios a los lados para ir subiendo las grandes piezasde plata de la crestería", refiere Colón.No podían faltar en esta película escenas de la recolección del azahar para el paso de la Concepción, tradición que se lleva a cabo en la mañana del Miércoles Santo en la finca de los Ybarra de Santa Eufemia. Ni tampoco imágenes de la puesta de flores en ambos pasos. "Es inimaginable el trabajo que cuesta hacer los ramitos de azahar para el paso de la Virgen".Las visitas a San Antonio Abad en la mañana del Jueves Santo dan paso al capítulo más extenso de la película, la Madrugá, con 50 minutos de metraje. Uno de los pasajes que más gustan al director es la llegada de los primitivos nazarenos de Sevilla al templo de la calle Alfonso XII. La película secuencia el recorrido íntegro de esta Archicofradía, "intemporal y perfecta", en su estación penitencial, desde la salida hasta su regreso. "Hay planos muy insólitos, como el captado desde la plaza del Duque del momento en que la Concepción cruza corriendo de Cuna a Orfila mientras, de espaldas, está entrando la Macarena en la Campana". Y todo grabado con luz natural, nunca con focos. "Se ha mimado muchísimo la imagen. Sólo se ha utilizado iluminación artificial en los interiores"."Los pasos muriéndose en San Antonio Abad" centran el capítulo llamado La agonía del azahar, con imágenes de la cofradía deshecha y de cómo languidece el azahar y se marchitan los lirios del canasto del Nazareno. Y es terminada la misa del azahar cuando se empiezan a contar los más de 600 años de historia que adornan a una hermandad que está en el origen de la Semana Santa de Sevilla.A lo largo de la película se intercalan textos de Joaquín Romero Murube, Antonio Núñez de Herrera, Alberto Fernández Bañuls, Rafael Montesinos, el filósofo y teólogo danés Kierkegaard y el propio Carlos Colón. La narración es de Chano Amador, "la inconfundible voz de Saeta".Colón recibió el encargo de hacer esta película en octubre de 2009. "Hemos estado grabando con un equipo de cinco cámaras hasta Semana Santa, y luego han seguido cuatro meses de muy laboriosa edición". Editado en dos DVDs, la película estará disponible en la sala de recuerdos del atrio de San Antonio Abad.

 

Fuente: http://www.elcorreoweb.es/semanasanta/106126/silencio/rueda

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto