recogida llavesEl proyecto 'Cardo' pretende equilibrar el número de visitantes entre el sur y el norte del centro · Los placeros recibieron ayer sus llaves y se mudarán antes de las Navidades.El último proyecto del alcalde tiene un nombre romano, aunque comercialmente discutible. Cardo se remonta a la distribución urbanística que hicieron los romanos cuando unieron el norte y el sur de la ciudad a través del Cardo Máximo, algo parecido a lo que intentará en sus últimos meses de mandato Alfredo Sánchez Monteseirín al buscar el equilibrio turístico entre la zona sur del casco histórico, donde se concentran los monumentos más visitados (la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias) con la zona norte, en la que el Metropol Parasol de Jürgen Mayer servirá de foco de atracción turística.Fue en la entrega de las llaves de los puestos del nuevo mercado de la Encarnación cuando Monteseirín, ante un Salón Colón del Ayuntamiento totalmente atestado de placeros y familiares de éstos, comenzó a utilizar palabras en latín para referirse a su nueva idea turística.

 

 

La cara de extrañeza entre los presentes fue instántanea en el momento en el que el alcalde pronunció el nombre: "cardo". Luego llegaría la explicación. La intención del gobierno municipal es compensar turísticamente el centro de la ciudad entre su extremo norte y sur. Mientras que esta última zona recibe el 90% de las visitas, la parte más cercana a la Macarena apenas recibe beneficios de esta actividad. Sin embargo, el proyecto que ideara el alemán Jürgen Mayer podría convertirse en un elemento equilibrador del turismo, tanto por su valor arquitectónico -discutible por muchos expertos- como por el Anticuarium, donde se exhibirán todos los restos arqueológicos descubiertos durante la construcción del Metropol. Por este motivo, Monteseirín recordó que el patronato del Real Alcázar se encargará de la gestión de este recinto de manera que se promocione esta zona de la ciudad y los turistas que visiten el conjunto palaciego, la Catedral y la Giralda lo hagan también en el Metropol, con la consiguiente repercusión en los negocios de esta zona. Aunque el alcalde no precisó la fórmula que se establecerá para que el turismo se extienda por todo el casco histórico, fuentes municipales apuntaron que una de las medidas que se contemplan es poner a la venta entradas para el Anticuarium en el Real Alcázar o hacer un ticket doble para dicho recinto y el palacio mudéjar, como ya se hace en monumentos de otras ciudades. Ésta fue la principal novedad durante la entrega de las llaves a los placeros de la Encarnación. Por lo demás, el acto transcurrió como estaba previsto. Todos los propietarios de los puestos del nuevo mercado firmaron el acuerdo, que recoge entre otras claúsulas, la apropiación por parte de la concesionaria, Sacyr, del puesto si no se pagaran cuatro cuotas mensuales. El precio que tendrán que abonar al mes los placeros es de 350 euros más IVA, coste al que se llegó tras un mes de negociación al negarse los comerciantes a pagar 680 euros, cifra que se planteó en un principio.El nuevo mercado, con el que se pone fin a 37 años de provisionalidad, cuenta con 39 puestos con 19,23 metros cuadrados cada uno y en él se han invertido 4,4 millones de euros. Según anunció el alcalde, se prevé que en cuatro semanas esté inaugurado y a pleno funcionamiento antes de las próximas Navidades.

 

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/815754/alcalde/quiere/llevar/turismo/la/giralda/las/setas/mayer.html

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto