buitreLos bomberos capturan un buitre en Andalucía Residencial, donde en Navidad encontraron un jabalí.

Si hay que buscar un lugar para instalar un zoo, Sevilla Este lleva meses haciendo méritos. Los vecinos de un rincón de este barrio, la zona de Andalucía Residencial, pueden presumir de tener un hábitat propicio para montar su propia jungla y atraer a una rica y variada fauna. Si en Navidad se vieron sorprendidos por un jabalí, que campaba a sus anchas por la barriada, el intrépido visitante de este jueves fue esta vez un buitre, que se acomodó en lo alto de un bloque de pisos de la calle Zapillo.Una madre y su hija estaban tendiendo la ropa tan ricamente en la tarde del jueves cuando vieron la sombra del animal, que seguidamente se posó en el pretil de la azotea de su piso.

 

Se llevaron tal susto que no dudaron en llamar al servicio de emergencias 112. El Seprona no pudo acudir al servicio, pero sí los Bomberos de Sevilla, que enviaron a un equipo formado por seis personas. “En este tipo de casos impera el sentido común”, comenta José Miguel García, el mando de la unidad que participó en el rescate y que hasta ahora había visto de todo, desde tortugas hasta un mono que se escapó una vez del circo de la Feria de Abril.Pero nunca un buitre. Así, tiraron de ingenio. Como no tenían una jaula, fueron a una frutería y Jesús, su encargado, les prestó dos cajas de frutas que, colocándolas una contra la otra, hacían de improvisada celda para trasladarlo sin hacerle ningún daño. Mientras, el buitre no se movió un pelo. La hipótesis es que el ave, que sería un espécimen joven y se habría desorientado en su vuelo, acababa de alimentarse y, como todo buitre, necesita un par de dos horas para hacer la digestión y reanudar el vuelo. “Seguro que estaba harto de carne, porque ni se inmutó cuando lo cogimos”, comenta José Miguel.Para su captura, se valieron de los buenos consejos de uno de los bomberos, que realizó cursos con animales exóticos. Fue quien les recomendó que la mejor forma de apresarlo era cogiendo al animal por el cuello, que es donde reside gran parte de su fuerza y, después, evitar que abriera el pico para no herir a ningún bombero. Al final resultó más fácil de lo previsto. No opuso resistencia y, seguidamente, fue puesto a disposición del Zoosanitario, que lo trasladaría al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de San Jerónimo.De este operativo no perdieron detalle en torno a un centenar de vecinos. El boca a boca –y la llamativa presencia del camión de bomberos– hizo su efecto y ya había muchos que, con cámaras –o móviles– plasmaban la presencia del ave rapaz. Algunos incluso se subieron a las azoteas de los pisos contiguos para tener la mejor instantánea del buitre.No es el primer animal que se cuela en la vida cotidiana de los vecinos de Andalucía Residencial. Un jabalí le quitó protagonismo al día de Navidad y decidió irse a esta barriada. Su sola presencia movilizó a siete patrullas y un furgón de la Policía Local e incluso obligó a desviar durante varias horas el tráfico desde el barrio a la autovía A-92 para evitar que el animal se cruzara por el camino de los conductores. Después de siete horas de búsqueda y haciendo uso de perros de presa especializados en caza mayor, consiguieron reducir al animal.

 

Fuente: http://www.elcorreoweb.es/sevilla/106460/buitre/sevilla/bomberos

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto