tallasLas tallas de Montañés que viajaron a Londres, Washington y Valladolid para formar parte de la muestra 'Lo sagrado hecho real' vuelven al templo tras un año de ausencia.Después de un año de ausencia, las tres tallas de Martínez Montañés de la iglesia de la Anunciación que formaron parte de la exposición Lo sagrado hecho real volvieron ayer a su templo, propiedad de la Universidad de Sevilla.Las tres piezas que representan a San Ignacio de Loyola, San Francisco de Borja, y la Inmaculada han viajado durante estos doce meses a la National Gallery de Londres y Washington y a Valladolid dentro de una muestra cuya finalidad era difundir en el mundo anglosajón la imaginería barroca española, un empeño un tanto atrevido si se tiene en cuenta que en estos países, de tradición protestante, el realismo del arte católico hispano suele provocar un cierto rechazo.

 

 La muestra fue comisariada por el conservador de la N. G. de Londres Xavier Bray y cumplió con creces sus objetivos.Las piezas vuelven diferentes a como partieron. Han sido minuciosamente restauradas gracias a los fondos aportados por los organizadores, que sufragaron la mitad de los 20.000 euros que costó la intervención en cada una de ellas.Las tres obras forman parte del proyecto iconográfico que los jesuitas diseñaron para el templo de su antigua casa profesa en Sevilla, de ahí los dos santos de la orden y la Inmaculada, de gran devoción para la Compañía de Jesús. Ahora lucen mejor que nunca y su visita es obligada para los amantes del arte de la ciudad. La Hispalense se plantea organizar una exposición en la que se enfrenten las tres tallas de Montañés a un Niño Jesús y a un Relicario de Juan de Mesa, también recientemente restaurados y propiedad de la Universidad.

 

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/cofradias/818133/regreso/la/anunciacion.html

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto