la macarenaEl cabildo de oficiales refuta el ofrecimiento «espontáneo» del hermano mayor

El gozo en un pozo. El atrio de la Basílica de la Macarena tampoco acogerá el monumento a Juan Pablo II que un grupo de católicos proyecta levantar en Sevilla en homenaje al primer Papa que pisó tierras hispalenses. El cabildo de oficiales de la hermandad de la Macarena rechazó anteanoche la instalación de la estatua del Papa polaco en el atrio de la Basílica, como hubiera sido deseo del hermano mayor de esta corporación, Manuel García. Según confirmaron a este periódico fuentes de la junta de gobierno, el ofrecimiento "espontáneo" y "salido del corazón" que a título particular realizó el hermano mayor de la Macarena al autor material del proyecto, el imaginero Juan Manuel Miñarro, brindando el atrio macareno para acoger el monumento, fue debatido como propuesta y rechazado por el cabildo de oficiales de la hermandad.De este modo, la plataforma promotora del proyecto, integrada por "un grupo de devotos y admiradores de la figura de Juan Pablo II sin más militancia que la de ser católicos", vuelve a quedarse sin emplazamiento posible para este monumento, concebido como una estatua en bronce, de 2,25 metros de altura sobre una base de piedra caliza de 1,80. En ella el Papa Karol Wojtyla aparece en actitud de entrega, brazos en alto, vestido con la casulla que vistió en la beatificación de Sor Ángela de la Cruz, en noviembre de 1982, en la primera de sus visitas a Sevilla.

 

Bajo sus pies se habilitará un espacio en el que se inscribirán los nombres de los sevillanos beatificados y canonizados durante el pontificado de Juan Pablo II.El futuro del emplazamiento de la estatua está por ver, pues ni el Ayuntamiento de Sevilla ni la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía han respondido aún a la petición de los promotores del proyecto de situarla en el ángulo suroeste de la Catedral, concretamente junto al magnolio de la esquina de la Avenida de la Constitución con la calle Fray Ceferino González.La plataforma que aboga por la instalación de esta escultura, promovida por José María González-Alorda y Francisco Javier Valderrama, considera que es de "justicia" que el antecesor de Benedicto XVI tenga este recuerdo en la capital, "pues es un referente devocional de Sevilla", especialmente después de visitar la ciudad en dos ocasiones: en 1982, con ocasión de la beatificación de Sor Ángela de la Cruz, y en 1993, cuando clausuró en tierras sevillanas el XLV Congreso Eucarístico Internacional.La reproducción en bronce de Juan Pablo II está prácticamente finalizada, a falta de su fundición, "que será cuestión de semanas nada más". Una vez concluido el proyecto, la estatua del Papa polaco será expuesta de forma pública en la sede central de Cajasol, en la plaza de San Francisco, "de cara a que la ciudadanía pueda conocerlo".Esta exposición será el espaldarazo definitivo para terminar de recaudar los fondos necesarios para financiar este proyecto, valorado en 90.000 euros. Los promotores han conseguido ya recaudar la mayor parte del dinero necesario -unos 72.000 euros- para que el proyecto consiga ser una realidad después de que el 23 de diciembre de 2008 se iniciara una cuestación popular para ello a través de todas las sucursales de Cajasol adscritas a la Archidiócesis de Sevilla.Enterrado en la Ciudad del vaticano, el próximo 2 de abril se cumplirá el sexto aniversario del fallecimiento del primer Papa polaco.

 

Fuente: http://www.elcorreoweb.es/semanasanta/106911/macarena/rechaza/acoger/monumento/juan/pablo/ii

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto