torre pelliLa entidad adjudica por 22 millones las obras de la cimentación superficial y estructura del rascacielos a una UTE integrada por FCC y Abengoa · Los trabajos generarán 1.150 puestos de trabajo en dos años. Cajasol le dio ayer un nuevo impulso a su polémico proyecto de levantar un rascacielos en el extremo sur de la Cartuja con el anuncio de que ha adjudicado por 22 millones de euros la construcción de la cimentación superficial y la estructura del edificio a la UTE formada por FCC e Inabensa (Abengoa), con un porcentaje del 80% y el 20%, respectivamente. Por si a alguien le quedaba alguna duda, la entidad financiera andaluza muestra así su intención inequívoca de seguir adelante con un proyecto protestado por parte de la ciudadanía y asociaciones internacionales de protección del patrimonio. Y lo hace con presupuestos y plazos concretos. Pese a que en un principio se estimó que la Torre Cajasol, diseñada por el arquitecto argentino César Pelli, estaría inaugurada el próximo año, la fecha de apertura se pospone a 2013. 

 

Por lo pronto ya ha finalizado la primera fase de las obras, que han consistido en el movimiento de tierras, la construcción de pantallas perimetrales, la cimentación profunda y la urbanización, en las que se ha invertido 30 millones de euros, según fuentes del proyecto. Ahora, durante este mes de noviembre, comenzará la segunda fase con la cimentación superficial de un edificio que contará con 178 metros de altura y 43 plantas. Ésta consistirá en una losa de encepado de hormigón de cuatro metros de canto, que soportará el peso del edificio y se encargará de transmitirlo al terreno a través de las cimentaciones profundas ya concluidas, que descienden hasta una profundidad de 40 metros. Este elemento estructural de la cimentación estará finalizado a mediados del primer trimestre del próximo año y para su construcción se prevé la utilización de 1.500 toneladas de acero y unos 6.000 metros cúbicos de hormigón. Según fuentes del proyecto, esta cantidad equivale al llenado de siete piscinas olímpicas. Una vez concluido el encepado, se iniciará la construcción sobre éste de la estructura del edificio. Como es lógico, se comenzará con el desarrollo de las plantas sótano, calculando los responsables de la construcción de la torre que se alcance la cota cero de calle (planta baja de la torre) a finales del segundo trimestre de 2011. Los constructores estiman que, al principio, se avanzará en altura con el ritmo de una planta cada dos semanas, aunque a medida que las obras estén más maduras el ritmo será de una planta por semana. Así, se prevé que la estructura del edificio esté completamente a finales del tercer trimestre de 2012, "con la coronación de la cubierta metálica en el mes de octubre". Otra cuestión es la construcción del núcleo de hormigón de la torre, que se ejecutará (excepto en la zona sótano) con un sistema de encofrado "autotrepante" que estará soportado sobre el núcleo ya ejecutado y que irá ascendiendo hasta coronar la estructura. Para las obras se emplearán dos "grúas-torres trepantes" que crecerán en altura con la torre y que ya están situadas en el recinto, junto al edificio de la Junta de Andalucía Torre Triana. Durante los trabajos, según Cajasol, se contratarán alrededor de 1.150 trabajadores a lo largo de los diferentes periodos del proyecto. Sin embargo, Cajasol no quiso adelantar ayer algunas cuestiones fundamentales para comprender cómo avanzará la ejecución del proyecto que no sólo consiste en la gran torre que albergará, principalmente, las oficinas centrales de Cajasol y otras como las de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla, sino que también consta de dos edificios más bajos que acogerán una zona comercial y un centro de convenciones y congresos. Los denominados edificios-podio, que se ubicarán en la zona norte de la parcela y sobre los que aún no se quieren dar plazos y presupuesto, son básicos para un proyecto que pretende trascender lo administrativo para convertirse también en un complejo cultural y de ocio. Tampoco se quiso aclarar si la financiación de las obras correrá exclusivamente a cargo de Cajasol o si, como se pretendía en un principio, se han involucrado en la misma otras entidades financieras. El presupuesto global del proyecto que se apuntó en su día es de 313 millones de euros, de los que, una vez que se finalice la estructura del edificio, se habrán consumido 62 millones.

 

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/828096/cajasol/quiere/inaugurar/la/torre/cesar/pelli/principios.html

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto