universidadEl Prado iba a contar con uno de los mejores centros de recursos para el aprendizaje (algo más que una biblioteca al estilo tradicional, ya que en él los usuarios disponen de servicios tecnológicos y profesionales para aprender e investigar), pero el parón del edificio diseñado por Zaha Hadid para albergar este servicio y la biblioteca general, y la concesión del campus de excelencia internacional, harán que sea Reina Mercedes el que estrene primero una de estas modernas instalaciones, básicas para la aplicación del Espacio Europeo de Educación Superior.Andalucía Tech -plan de excelencia coordinado por Sevilla y en el que cuenta con la colaboración de la Universidad de Málaga- empieza a coger forma en el proyecto que se detalla a continuación.

 

El Vicerrectorado de Infraestructuras licitará muy probablemente este mes por la vía de urgencia las obras del centro de recursos para el aprendizaje y la investigación Antonio Ulloa y las del futuro instituto de Matemáticas, herbario, invernadero y servicio de investigación de Biología y Microanálisis.El presupuesto de ambos edificios es de 13,6 millones de euros, ya concedidos por la Junta de Andalucía en su plan plurianual de inversiones. Al final, la Universidad ha tenido que optar por construir dos edificios que, en su origen, estaba previsto aglutinar en uno solo. La estrecheces económicas obligan. Haber ejecutado el proyecto original habría costado ocho millones más, confirman fuentes del vicerrectorado.La intención primera de la Universidad era construir un edificio único en un solar en la Avenida de la Raza. Pero la parcela es propiedad del Puerto y éste tenía que cedérsela al Ayuntamiento. Esta situación amenazaba con retrasar el proyecto, por lo que la institución decidió buscar una alternativa, ya que el dinero procedente de los fondos europeos tiene un tiempo máximo para ser gastado. La segunda opción que se barajó entonces fue la de ubicar el edificio en gran parte de la zona verde alrededor de la cual se articula el campus de Reina Mercedes.El proyecto era "muy ambicioso". Aunque se ocupaba el 80% de la zona verde, ésta se reproducía en la cubierta del edificio. Tenía todos los parabienes, pero la falta de fondos suficientes obligó a desgajar el proyecto en los edificios que finalmente se van a construir. El centro de recursos para el aprendizaje se levantará en una parcela colindante con la Avenida de Reina Mercedes (cuatro plantas y una de sótano para un aparcamiento), tal y como se puede ver en el mapa de localización que se adjunta.El segundo de los edificios, el instituto de Matemáticas (también cuatro plantas y una de sótano para aparcamiento, de uso universitario), irá en las traseras del Instituto de Idiomas, donde ahora hay unas caracolas. El centro de recursos para el aprendizaje será un edificio "sostenible" desde el punto de vista energético. ¿Cómo se conseguirá esto? En la fachada del inmueble se colocarán unos "parasoles ligeros" que, en función de la estación del año que sea, se abrirán para dejar entrar así más o menos luz. Además, en la fachada, se instalarán pantallas para poder reproducir mensajes informativos a la comunidad universitaria.La construcción de estos dos nuevos edificios en Reina Mercedes no suponen, sin embargo, que el campus esté ya colmatado. En esta zona, la Universidad de Sevilla tiene todavía edificabilidad disponible. Es decir, puede seguir construyendo.

 

Fuente: http://www.elcorreoweb.es/sevilla/108532/biblioteca

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto