virgen macarenaLa Capilla de los Marineros recupera el besamanos tras dos años en Santa Ana.

El frío no arrugó a los deseosos de Esperanza. La misa de 9 de la basílica de la Macarena, con la Virgen ya en el presbiterio, duró justo lo que pudieron soportar para ser los primeros -y tener días para repetir- para encontrase con la dolorosa cara a cara. En Triana, en la calle Pureza, ya presumían de Esperanza desde el miércoles, pero tampoco evitaron las colas. "No ha sido como el Jueves Santo, pero ha habido mucha gente los dos días. Y se han formado colas desde primera hora de la mañana", aseguraban desde la corporación trianera, donde no disimulaban el entusiasmo por volver a disfrutar de este acto en la capilla de los Marineros. Los dos últimos años, las obras de ampliación y remozado del templo forzaron a trasladar el besamanos a la parroquia de Santa Ana, donde habitualmente la hermandad celebra sus cultos principales.Hasta el domingo a mediodía, la Trianera permanecerá en el presbiterio ante un altar velado por cortinas de damasco rojo, iluminadas por las recuperadas cinco lámparas de araña y arropada por un montaje que incluye el frontal de las bambalinas del palio y los laterales de los respiraderos de su paso.

 

Pero además, los fieles han podido disfrutar de la amplitud y la luminosidad que ha ganado la capilla.Flores de alhelí blancas y tulipanes perfuman la basílica de la Macarena. Cegado el camarín de la Virgen, el tradicional sillón vacío ocupa el lugar más alto del altar enmarcado por un cortinaje rojo. La alfombra forma la escalinata hasta que, a sus pies, con el manto de malla o camaronero y la saya blanca de los volantes de 1937 -que lució la Virgen en su última salida, con motivo de la beatificación de Madre María de la Purísima-, la Esperanza extiende su brazo derecho para ofrecer su mano a los miles de fieles que, hasta el domingo, se acercarán a besarla."El primer día suele ser muy tranquilo, pero ya hemos recibido a muchísima gente", comentaba ayer el hermano mayor, Manolo García, entusiasmado con el montaje "precioso" que sirve de escenario para este acto: "No recuerdo haber visto nunca uno así", afirmó, y eso que cuenta 76 años de hermano.Coincidiendo con los besamanos, ambas hermandades celebran diversos actos, así como sendas funciones mañana, pero en la Macarena tienen hoy una cita especialmente emotiva: Ana María, la niña del milagro de Madre María de la Purísima, recibirá su medalla de hermana tras la misa de las 20.30 horas.Como la Esperanza de Triana, la Virgen de la O está en besamanos desde el día 15 hasta el domingo. Esta noche, tras el ejercicio del triduo, la hermandad celebrará la tradicional Candela de la Virgen. Pero además, la Divina Enfermera, la Esperanza de la Trinidad, la Virgen de Loreto, de Guadalupe y de los Desamparados están este fin de semana en besamanos.

 

Fuente: http://www.elcorreoweb.es/semanasanta/111406/manos/esperanzas

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto