internetEl proyecto se reorienta a una red de comunicación interna municipal. El proyecto de habilitar una amplia red wifi que abarcase los principales espacios abiertos del centro de la ciudad ha quedado descartado. El Ayuntamiento ha tenido que reorientar la iniciativa que aprobó e incluyó en el plan extraordinario de inversiones de 2010 tras los primeros contactos con la Comisión Nacional de Telecomunicaciones –a la que ni siquiera se llegó a remitir una consulta formal– y tras las sanciones recibidas por administraciones locales como la de Málaga. El dinero presupuestado, 1,7 millones de euros, se destina ahora a habilitar una red de comunicación interna del Consistorio  con una serie de antenas instaladas por toda la ciudad que, eso sí, permitirán ampliar a 55 el número de edificios públicos que tendrán en su interior internet.
Cuando se presentó el plan 5.000 el Ayuntamiento incluyó en él una ambiciosa iniciativa. Se trataba de instalar una serie de antenas en la ciudad a través de las que se facilitase el acceso a internet en los espacios públicos, de forma que el Ayuntamiento ofrecía la explotación de la red wifi y una empresa de publicidad era la que permitía la navegación con una serie de limitaciones y a cambio de insertar sus anuncios. Así  funciona en Avilés , que era la meta a seguir, aunque con el punto de partida de Barcelona : abrir inicialmente durante unos meses este sistema de forma gratuita y experimental e incorporar después la publicidad.El propio mapa que en su momento repartió el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, en la presentación del Plan 5.000 trazaba los objetivos del proyecto: una amplia mancha que señalaba la red wifi se extendía desde la Puerta de Jerez hasta la Plaza Nueva,  incluyendo el entorno de la Catedral. Otra tenía como eje la Encarnación, y abarcaba hasta la Gavidia. Y, por último, otras dos se desplegaban en la Alameda de Hércules y en los Jardines del Valle. Ése era el reto mínimo de un proyecto que el área de Innovación quería extender a todos los espacios abiertos del Centro.El contrato se llegó a adjudicar en el mes de junio a la Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas, con el concepto de la creación de una red de acceso inalámbrico para la ciudadanía por un importe de 1,7 millones de euros. Pero sobre la marcha el Consistorio retrocedió. En febrero Málaga había recibido una multa de 300.000 euros por excederse de sus instalaciones en la prestación de la red wifi, el marco legal no acababa de aclararse, los contactos con la Comisión Nacional de Telecomunicaciones revelaban inviable que Sevilla siguiera los pasos de Barcelona como ciudad experimental, y ni siquiera el Gobierno central veía con buenos ojos que el dinero del plan 5.000 se emplease en un proyecto cuestionable que se encontraba en el límite de lo permitido por el marco legal existente.La Delegación de Innovación reorientó su proyecto: se han instalado una serie de antenas que conforman una red de comunicaciones internas y que en un futuro podrían usarse para crear una red en los espacios abiertos. “Nos va a servir para ahorrar muchos costes y para mejorar nuestras comunicaciones internas. Entrarán todos los servicios y las empresas municipales”, explicó el delegado de Innovación, Juan Antonio Martínez Troncoso.Pero con esta base, según aclaró el delegado, sí se podrá al menos facilitar el acceso a internet en 55 edificios municipales repartidos en distintos puntos de la ciudad. Será un uso interno. En lugar de pagar el acceso tendrán zonas wifi de las que podrían verse beneficiados los usuarios. Así ocurrirá en las sedes de los distritos, en los centros cívicos, en el Teatro Lope de Vega, en el Pabellón Real o en el Instituto de Deportes.Pero, eso sí, en todos estos casos se controlarán especialmente los radios de acción de las redes internas. Si en áreas como la Plaza Nueva se puede acceder a internet libremente aprovechando la cobertura de la red interna del Ayuntamiento de Sevilla, en los nuevos puntos no será tan fácil ante el precedente de la sanción a Málaga.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto