cementerioDaños en 50 tumbas para arrebatar objetos metálicos y de cobre en un trasfondo de conflicto laboral en la Policía Local. Medio centenar de nichos del cementerio municipal de Castilleja de la Cuesta han aparecido destrozados con el objetivo de sustraer cualquier objeto de valor que se encontrara en el lugar, un suceso que tanto los sindicatos policiales como la oposición municipal atribuyen al largo conflicto de la Policía Local, cuerpo enfrentado con el gobierno que lidera Manuel Benítez (PSOE) a cuenta del impago de determinados servicios y que propicia una merma en los efectivos de seguridad de la localidad.Fuentes policiales han explicado a Europa Press que han sido unas 50 las tumbas perjudicadas con la meta de encontrar "cobre y objetos metálicos".
 Así, ha habido destrozos tanto en lápidas como en jarrones y otros objetos ornamentales, mientras que una decena de ellas aparecían "forzadas".Según los sindicatos, la situación "sigue a peor", ya que el alcalde "sigue sin negociar". En parecidos términos se pronuncia IU, cuyo portavoz, Tomás Arias, subraya que la inseguridad en el pueblo "se extiende hasta el cementerio".Es más, la federación de izquierdas lamenta que la situación de inseguridad "incluso se ha agravado", pues en el último pleno extraordinario, el 10 de enero, se decidió suprimir una plaza de policía para reemplazarla por la de un jefe de Policía.Los sindicatos CSI-F, CCOO y Sppme, con representación en el Cuerpo de Policía Local del municipio, ya criticaron recientemente la "insostenible" situación de Castilleja.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto