setasLa cofradía cambiará drásticamente su recorrido desde Dueñas. ¿Primera bofetada de las cofradías al proyecto Metropol Parasol? La hermandad de la Sagrada Mortaja modificará radicalmente su itinerario de llegada a la Carrera Oficial el próximo Viernes Santo para oficialmente mantener una esfera de intimidad a lo largo de un recorrido más recogido y de calles estrechas y, de paso -aunque esto no se dice- evitar su tránsito bajo el nuevo icono urbanístico de la ciudad, las setas de la Encarnación. La nueva junta de gobierno de la corporación de Bustos Tavera, que encabeza como hermano mayor Juan Francisco Guillén Gómez, informó ayer a los hermanos vía sms del drástico cambio de recorrido que previamente había sido supervisado por el capataz de la cofradía, Antonio Santiago.
De este modo, ni el muñidor de la Mortaja -precisamente el hijo del nuevo hermano mayor, Juan Francisco Guillén Amat- ni los 18 ciriales que preceden al misterio del Cristo Descendido de la Cruz y la Virgen de la Piedad transitarán esta Semana Santa bajo las maderas de las setas de la Encarnación.El cortejo de la Sagrada Mortaja modificará su recorrido a partir de la calle Dueñas. La cofradía prescindirá de su tránsito por el convento de Santa Ángela de la Cruz para, después de dejar atrás el Palacio de las Dueñas, discurrir por el siguiente itinerario: Espíritu Santo, San Juan de la Palma, Feria, Castellar, Alberto Lista, Saavedra, plaza de San Martín, Cervantes, San Andrés, García Tassara, Amor de Dios, San Miguel, Trajano, plaza del Duque y Campana.Merced a este nuevo recorrido, que ya cuenta con el beneplácito del Consejo de Cofradías, los nazarenos de la Mortaja discurrirán ante las sedes de las cofradías de la Amargura, La Lanzada y Santa Marta en su tránsito hacia la Campana.Se busca un itinerario más corto, recogido y no tan desangelado para llegar al inicio de la Carrera Oficial, como el que constituía su tránsito por las calles Imagen, plaza de la Encarnación, Laraña, plaza de Villasís, Orfila o Javier Lasso de la Vega, recorrido utilizado hasta el pasado año.El delegado del Viernes Santo en el Consejo de Cofradías, José Luis Cantalapiedra, señaló ayer a este periódico que este severo cambio de recorrido de la cofradía de Bustos Tavera no afectará a los horarios del día, por lo que el cortejo de la Mortaja pedirá la venia en el palquillo del Consejo en la Campana a la misma hora que el año pasado, es decir, a las 22.15 horas.El cambio de recorrido coincide con la reciente toma de posesión, en diciembre pasado, de la nueva junta de gobierno de la cofradía, ahora dirigida como hermano mayor por Juan Francisco Guillén Gómez.Precisamente, Guillén Gómez ha ejercido como muñidor de la cofradía durante los últimos 25 años, puesto que en adelante ocupará su hijo, Juan Francisco Guillén Amat, estudiante de Ingeniería Agrícola y heredero de las célebres campanillas.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto