sillasPuerta Jerez o San Pablo tendrían zonas gratis para personas con poca movilidad. El Ayuntamiento ha planteado formalmente por primera vez para esta Semana Santa la creación de espacios para sillas destinadas a personas con movilidad reducida. La iniciativa se bautizó como Proyecto palio y pretende que estas personas disfruten del paso de las cofradías en sitios acotadas alejados de la Carrera Oficial. No es la primera vez que se plantea esta idea, sobre todo para justificar la ampliación de la Carrera Oficial por Fray Ceferino y el Archivo de Indias, pero nunca se formalizó. Incluso el ahora cardenal emérito de Sevilla Carlos Amigo Vallejo llegó a pedir sillas acotadas para personas con pocos recursos económicos.
Algo que ya existe en los palcos del Ayuntamiento.Ahora el Consejo General de Hermandades y Cofradías debe estudiar la propuesta, vista con buenos ojos, con las hermandades afectadas, ya que serían las de largo recorrido y las que transitan por espacios comunes como Puerta Jerez y San Gregorio (todas las de los barrios lejanos que llegan al Centro por ahí) o Reyes Católicos y San Pablo (las de Triana y el Arenal).El Ayuntamiento celebró ayer la reunión de coordinación con motivo de la celebración de las Fiestas de Primavera de 2011, presidida por el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), y en ella el Cecop planteó al Consejo la creación de estos espacios acotados con sillas para personas con problemas de movilidad. En declaraciones a los periodistas, el presidente del Consejo, Adolfo Arenas, destacó el carácter gratuito y el "afán benéfico" de las sillas, incluidas en el Proyecto Palio, y destinadas a "personas que tengan ciertas dificultades, por la edad o, por ejemplo, porque les duelan las rodillas", en sitios con mucho tránsito de cofradías.Los espacios susceptibles de acoger estas zonas acotadas serían puntos de coincidencia de varias hermandades durante varios días -como Puerta de Jerez, San Gregorio o Reyes Católicos- o un punto de paso de una única hermandad -como las puertas de las iglesias, algunas ya se hacen- que, por su excesiva lejanía, imposibilita que el ciudadano pueda acercarse a ver a su hermandad en el casco histórico, como Tiro de Línea, San Pablo o Cerro del Águila. El Consistorio puso como ejemplo la colocación de unas 200 sillas en zonas como San Pablo o Puerta de Jerez-San Gregorio, número que el Consejo consideró excesivo y que, en todo caso, está pendiente del diseño definitivo entre todas las hermandades y días. Según fuentes municipales, la gestión y los criterios de éstas corresponderían al Consejo.Arenas señaló que, por ahora, la idea es "una declaración de intenciones avanzada" que debe ser discutida en cada hermandad.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto