veladoresLos hoteleros y hosteleros critican la tardanza municipal y el daño que provoca al turismo.La Policía Local retiró el miércoles al Hotel EME Catedral los veladores de sus establecimientos de restauración, en una actuación muy criticada ya que los gestores del local aseguran que llevan "tres años esperando" a que Urbanismo se pronuncie sobre la pertinente licencia. El director general del Grupo Maireles, Carlos Resano Poyo, también lamentó la "brusca" actuación policial, pues tuvieron que levantar a todos los clientes.Resano señaló que desde que abrieron el hotel vienen sufriendo la "reiterada" retirada de los veladores de la cafetería 20 Pasos y el bar de tapas Milagritos, situados entre las calles Alemanes y Placentines. El director explicó además, que la actuación supone una multa de 600 euros. "Cada tres meses vienen se llevan los veladores y nos multan".Pero más que la cuestión económica, lo que más lamentó Resano es la "situación de indefensión y la inseguridad jurídica". "Lo que pedimos es que sean ágiles en las tramitaciones, porque nosotros construimos el hotel en tres años, que es lo que están tardando para tramitar unos papeles", insistió.
Asimismo, Resano también criticó la imagen "lamentable" para el turismo, pues "los turistas que estaban comiendo en ese momento no daban crédito a lo que estaba ocurriendo, pues la Policía llegó y comenzó a llevarse las mesas y las sillas de alrededor".En este mismo sentido se expresó el gerente de la Asociación de Hoteleros de Sevilla, Santiago Padilla, quien dijo que "la actuación policial se podría haber hecho en otro momento y de otras formas". Padilla recalcó que "el turismo depende de todos y cualquier funcionario del Ayuntamiento, no sólo el Consorcio de Turismo, puede contribuir", máxime cuando "Sevilla es una ciudad que cada día depende más del turismo".El presidente de los hosteleros explicó que nada más conocer lo ocurrido en el Hotel EME se puso en contacto con el Consorcio para solicitar una reunión con la responsable "porque es sorprendente que una licencia tarde tres años". En la misma línea se expresó el presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla, Pedro Sánchez Cuerda, quien además lamentó que en una situación de crisis "no se facilite y agilice los trámites a emprendedores". Sánchez Cuerda también dijo que ya han expuesto esta situación al Ayuntamiento porque "hay un retraso de dos y tres años", ante el que los hosteleros "están indefensos", criticando también "las formas y el momento. Hay otras maneras de actuar", señaló.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto