tráficoDe los vehículos no autorizados que cumplen la normativa, sólo el 6% requiere más de 20 minutos en el casco histórico. Dos meses después de la entrada en vigor, el Ayuntamiento hizo ayer su primer gran balance de la aplicación del Plan Centro. Aunque sin demasiados datos, la Delegación de Movilidad defendió el éxito de los grandes objetivos trazados con el proyecto de restricción del acceso de vehículos al casco histórico a través de una red de cámaras en las entradas al Centro: hay menos coches, se ha reducido la contaminación, la población se ha adaptado a las limitaciones, ha aumentado el uso del transporte público y no se ha reducido el número de personas que se desplazan al Centro.
Según las cifras aportadas por el delegado de Movilidad, Francisco Fernández, las últimas mediciones estiman que el número de coches que circulan en el Centro ha caído un 24%, lo que supondría unos 24.000 vehículos al día. Según las cifras que ha venido proporcionando la propia delegación, este índice representa un 4% menos de coches que en el arranque del mes y está cerca del objetivo trazado en el arranque del proyecto: un 30% menos.Dentro de estos vehículos, hay en estos momentos 30.159 residentes acreditados y 10.809 acreditaciones especiales. En total, 40.968 coches, una cifra paradójicamente inferior a la proporcionada el 10 de diciembre, cuando se inició el plan. El resto –una cifra que Movilidad no proporcionó– son coches no autorizados que tienen un límite de 45 minutos para circular por el Centro que, de sobrepasarse, derivaría en una sanción. Sin datos oficiales del número de multas, Fernández señaló que apenas el 10% incumple los límites.La mayoría por tanto cumple la restricción de los 45 minutos e incluso les sobra tiempo. Según los datos de Movilidad, el 36,7% de los coches que no son multados circula menos de diez minutos; el 56,9%, lo hace entre diez y veinte minutos; y sólo el 6,4% agota el tiempo aunque sin sobrepasar los límites.Aunque Movilidad subrayó que en ningún caso se están produciendo atascos, de las once puertas de entrada, cuatro concentran el 70% de las entradas: Calatrava, Puñoenrostro, San Esteban y San Pablo. El 60% de las salidas, sin embargo, se produce por otras cuatro vías: Feria, Arfe, Canalejas y Alfonso XII. “Esto demuestra que existen unos itinerarios claros y que el Centro se usa de una forma más racional”. Estos itinerarios, según Fernández, conducen en buena medida a los aparcamientos rotatorios del interior del casco histórico. Movilidad asegura que su uso ha aumentado sensiblemente en estos dos meses. “Aún así –aclaró el delegado– el 50% de las plazas del interior siguen estando disponibles en hora punta”. Hace poco más de un mes, sin embargo, Movilidad difundió la estimación de que sólo el 40% de las plazas está libre. Al margen de los aparcamientos, la opción que promueve el Consistorio para llegar al Centro es el transporte público. Según Movilidad, ha aumentado sensiblemente el uso de los taxis, y se ha conseguido aumentar la velocidad comercial y el número de viajeros transportados por Tussam.El resultado de este modelo es una reducción 810 toneladas de CO2 y un balance muy positivo para el Consistorio: si hay coches que esquivan los controles son casos “marginales; las cámaras “funcionan correctamente”; “hay muchos comerciantes y residentes contentos aunque no lo digan”; no se han recibido apenas reclamaciones y quejas y “no ha habido una huida” del Centro.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto