feriaLa Feria de Sevilla, por su fama, ha sido imitada por otras ciudades tan distintas como Herat, en Afganistán, Filadelfia o la que se celebra en la base conjunta de la OTAN en Nápoles. Aunque parezca inverosímil, todas ellas reciben asesoramiento directo desde la Delegación de Fiestas Mayores del Ayuntamiento. Desde ahora, además, tendrán otro motivo para imitarla: el sello de feria sostenible que recibirá de manos de la Dirección General de Cambio Climático y Medio Ambiente Urbano de la Junta de Andalucía. De esa forma, su director, José Fiscal, reconoce el esfuerzo realizado por la delegación para reducir el consumo eléctrico y la contaminación acústica en las últimas ediciones.El futuro galardón se enmarca en una campaña de concienciación que recorrerá las ferias andaluzas, empezando por la de Abril.
Por eso, la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, explicó ayer los motivos por los que se ha logrado reducir el consumo eléctrico en más de un 20%. “Desde hace dos años estamos llevando a cabo el apagón una hora antes, a las 2:30 horas, con lo que se ahorra muchísimo. También hemos cambiado las bombillas de 25 vatios por otras de 15; además se ha distanciado el espacio entre bombillas y hemos eliminado más de 25.000”. Medidas que consideró “imperceptibles” para los ciudadanos y que hacen de la Feria un evento “más amable”.Respecto a la contaminación acústica, la delegada comentó: “Fue un gran avance la instalación de un hilo musical en la calle del Infierno, ya que si cada feriante ponía su propia música en su atracción casi ni se podía hablar”. En la línea de reducir los ruidos molestos, recomendarán a los adjudicatarios y montadores de las casetas que distribuyan los equipos sonoros de forma más eficiente y que no se excedan en el volumen de la música. Respecto a esto último, Fiscal aclaró que no se van a impulsar medidas restrictivas, ya que “esto es Andalucía y estamos en primavera. Tan sólo pedimos que se pueda hablar sin gritar en las casetas y que no se moleste a los vecinos de al lado”.Un aspecto importante es el de la iluminación de la portada, sobre el que Pietro-Castro insistió en que, de momento, no “sufrirá” el ahorro. La delegada socialista justificó la decisión en el hecho de que “es la tarjeta de presentación y debe ser algo emblemático”, aunque no descarta “tocarla” en un futuro si es necesario.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto