salesianosEl colegio celebra esta efemérides con un programa de actos. El abuelo, el padre, los hermanos y hasta los nietos. Con 75 años a sus espaldas, los Salesianos de Triana pueden presumir de haber educado a varias generaciones de sevillanos. La obra que comenzó Don Bosco, fundador de Los Salesianos, vio la luz en Sevilla en 1926, cuando se colocó la primera piedra del que sería uno de los centros educativos más importantes de la ciudad. Debido a la situación que atravesaba el país, la construcción -que fue financiada por los Condes de Bustillo-, tuvo que ser paralizada en varias ocasiones.A pesar de todo, la obra llegó a su fin el 1 de octubre de 1935 (un año antes de que se declarara la Guerra Civil en España) momento en el que la casa Salesiana abrió sus puertas a los primeros 150 alumnos, muchos de los cuales vivían en el propio centro.
 Éste en sus inicios funcionó principalmente como un internado. "En la parte de arriba estaban las habitaciones de los niños, en lo que ahora son los laboratorios", apunta el padre Carmelo Pulido Morales, director del colegio.La escuela -que se sitúa en pleno corazón de Triana, entre las calles Conde Bustillo y Evangelista- se hizo muy popular entre el vecindario. Además, la congregación Salesiana siempre ha estado, y aún hoy lo está, muy vinculada a Triana. "Barrio y casa, casa y barrio han desarrollado una relación cómplice que ha dado muchos frutos y que sigue creciendo aún hoy en la actualidad", explica el director.A día de hoy, el centro escolar cuenta con 1.400 alumnos e integra todas las etapas educativas. Una "generosa" oferta que abarca desde Infantil hasta los ciclos formativos de Grado Superior y Bachillerato. "Los niños entran con tres años y salen directos a la Universidad", apunta el padre Carmelo. Además, los alumnos también cuentan con la posibilidad de realizar prácticas de empresas en países europeos. "Es de lo más solicitado por los alumnos de grado medio y superior, aunque también tenemos una amplia bolsa de trabajo para hacer prácticas en empresas sevillanas", señala el director.De alumno a profesor. Son varios los antiguos alumnos que, como Víctor Galán Galiano, son hoy profesores del centro. "La sociedad ha cambiado y los chavales también, aunque sigue existiendo mucha cercanía con el alumno". Este profesor de Educación Física dice guardar muy buen recuerdo de sus años como alumno. "Siempre me ha gustado mucho el deporte. Aquí jugaba el Triana, que es el actual Betis B, por lo que todas las semanas había partidos de tercera división para nuestro disfrute", comenta Galán.Lo cierto es que del colegio han salido destacados deportistas, como el sevillista Salva, o los jugadores béticos Quino y Piriz. Otro antiguo alumno salesiano es el árbitro internacional Luis Medina Cantalejo. Como barrio virtuoso que es, el colegio ha sido también cuna de artistas, como el torero Emilio Muñoz, el actor y humorista César Cadaval, de los Morancos, y el bailarín Antonio Canales, entre otros muchos. El centro salesiano ha estado siempre muy comprometido con los jóvenes. "Todos son bien recibidos. Los jóvenes se divierten, porque se hacen muchas actividades, a la vez que toman conciencia de sí mismos y de los demás", explica el padre Carmelo Pulido.El colegio, que ha pasado a formar ya parte de la historia de Triana, llevará a cabo en 2011 un programa de actos -que arrancó este viernes- para conmemorar sus 75 años de existencia junto a sus vecinos, ya que muchos de ellos, cómo no, han sido salesianos.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto