cabildoEl Cabildo de Toma de Horas desvela que la retirada comenzaría esta madrugada. Fue la única sorpresa del Cabildo de Toma de Horas. La fecha de la retirada definitiva -pues ya no se volverán a poner tras la Semana Santa con la implantación del nuevo tranvía- del cableado en la Avenida de la Constitución. La delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, hizo público ayer este anuncio a los hermanos mayores de las cofradías reunidos en la Capilla Real de la Catedral para aprobar los horarios y recorridos de la nómina de la Semana Santa de este año."El domingo que viene estarán retiradas las catenarias. Esta madrugada [por la de hoy lunes] empieza el desmontaje", reveló Prieto-Castro en el que fue su último Cabildo de Toma de Horas al frente de Fiestas Mayores.
 Así, en esta semana se retirarán las catenarias entre Plaza Nueva y el Archivo de India. El último día de entrada del tranvía será este domingo. Por lo demás, el Cabildo de Toma de Horas transcurrió sin sobresaltos, más allá del acuerdo de que la toma de control de la plaza de San Francisco se haga en la mesa del Consejo, en lugar de a la salida de Sierpes como hasta ahora, por lo que cada hermandad efectuará este control "tres minutos más tarde" del horario de Cruz de Guía en la plaza de 2010.El acto sirvió para dar la bienvenida al nuevo vicario de la diócesis, Teodoro León; y para despedir a Rosamar Prieto-Castro. El presidente del Consejo, Adolfo Arenas, aludió a esta circunstancia en su discurso inicial, en el que mostró el "afecto" de las hermandades al vicario, deseándole "todo lo mejor en su relación con las cofradías y en sus menesteres".Más emotivas resultaron las palabras que dedicó a la delegada de Fiestas Mayores en el "amargor" de su partida: "Rosamar, la llevamos en el corazón todos los cofrades que hemos entendido su lenguaje directo". Arenas alentó además a las cofradías a disfrutar de esta Cuaresma "tranquila" y a vivir la Semana Santa como "un auténtico encuentro con nosotros mismos y con Dios".La anécdota de la mañana vino con la lectura de la nómina de 2011 por parte del secretario del Consejo, Manuel Nieto. La exposición de los cambios de horarios y recorridos llevó a tres hermanos mayores a levantarse para pedir correcciones al texto. En primer lugar, el de San Roque señalando que no habían solicitado ningún cambio horario, como se había leído, por lo que pedían "que se respetaran los del año anterior". A lo que el presidente del Consejo respondió amablemente: "Se hará constar en acta".Le siguió Adolfo Vela, hermano mayor de la Esperanza de Triana, quien puntualizó "la confusión" que había en el escrito del Consejo: "Los nazarenos sí pasan por Pelay Correa, donde no lo hacen es por Vázquez de Leca, pues están dentro de Santa Ana". Vela concluyó con la ya clásica reivindicación en la que -al igual que luego harían Los Gitanos- advirtieron que aunque aceptan su lugar en la nómina, no renuncian al lugar que les corresponde por antigüedad.Desde Nervión llegaba la última corrección. El hermano mayor de la Sed, Francisco Javier Escudero, matizaba que la cofradía no adelanta en seis minutos todos sus horarios en Carrera Oficial, sino que "lo hacía ocho minutos la Cruz de Guía, manteniendo el resto de horarios de paso hasta la salida del palio de la Catedral".Errores a los que el nuevo vicario restó importancia, reconociendo "el esfuerzo" que lleva hacer todas estas actas. León cerró el cabildo lanzando el siguiente mensaje: "Todos los preparativos no pueden oscurecer lo más importante: que Dios nos ama".Entre los cambios más destacados está el rodeo que dará La Redención a la vuelta por los Jardines de Murillo para conmemorar el 50º Aniversario de la primera salida del palio, el del Dulce Nombre y La Mortaja, que evitará pasar debajo de las recién inauguradas setas de La Encarnación.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto